Nicaragua: Tininiska un ejemplo productivo, desde el cacaotal hasta la barra de chocolate

ENERGIA LIMPIA XXI. La finca Tininiska produce cacao fino y es un modelo de aprendizaje productivo digno de imitar para quienes buscan mejorar la productividad, diversificar, producir de forma orgánica, estar preparado frente a la variabilidad climática y darle valor agregado a la producción de cacao.

Tininiska significa colibrí en miskito y es un homenaje a las raíces de su propietaria, doña María Eufemia Woo. La finca se localiza en Waslala, municipio de la Región autónoma de la Costa Caribe Norte en Nicaragua y tiene una extensión de 7.7 ha (11 manzanas). Un reporte remitido a la publicación especializada Energía Limpia XXI destaca la historia de la productora nica que muy orgullosa dice: “como mínimo 160 libras de cacao en baba y lleva hasta 700-800 libras por cortes”. Espera en diciembre un despuente de cosecha ya que los árboles están super cargados y tiene mucho cacao en proceso de maduración.

Con un rostro de satisfacción señala que se siente orgullosa del trabajo que ha hecho, ya que a sus vecinos se les ve baja cosecha y en Tininiska sus plantas están cargadísimas.

Tininiska es una finca diversificada. Tiene combinado el cacao con diferentes especies:   musáceas, higüera, gandul, guayaba, cítricos, aguacate, mamey, manzanitas, rambután y nancites. A nivel forestal: caoba, guayaba, cedro, laurel, macuelizo, almendro y eucalipto, entre otros árboles.

María Eufemia tiene una parcela demostrativa de cacao bajo sistemas agroforestales (SAF) desde julio del 2019, impulsada por la empresa EXPASA con el proyecto Gestión del Conocimiento de la Cadena de Valor del Cacao en Centroamérica implementado por Rikolto con el financiamiento de la Agencia de Cooperación Suiza para el Desarrollo (COSUDE).

De cara al desastre que ocurrió acá con los dos huracanes (Eta y Iota), el tener sistemas agroforestales de cacao ha sido una super ventaja porque las barreras vivas que tengo con los árboles forestales y frutales frenaron el efecto de viento en el cacao y le sirvió de cortina para evitar los daños que se ven en otras parcelas”, dice la propietaria.

Los SAF cacao son una ventaja frente los fenómenos climáticos.  María Eufemia destaca que en su parcela “sólo sufrieron afectaciones 37 árboles de cacao, que otros árboles les cayeron encima, y el resto de las 5,500 planas de cacao están intactas”. Los árboles forestales y frutales frenaron el viento, reitera orgullosa.

La productora enfatiza que los SAF cacao tiene además una gran ventaja económica porque se va sacando cosecha de distintos cultivos. Por ejemplo, dice, las musáceas que una vez que han cumplido los nueve meses de desarrollo están permanentemente produciendo frutos, al igual que los aguacates y los cítricos, entre otros.

Renovación de parcela

Esta activa productora está en el proceso de renovación del cacao para una mayor productividad. Está eliminando los árboles viejos y los remplaza aprovechando un chupón (al retoño que brota de las ramas principales) o sembrando plantas nuevas injertadas para tener una plantación más productiva y de fácil manejo. Esta área ya está en desarrollo, floreciendo.

“Cuando tenemos plantas injertadas la producción es más rápida, el manejo es más fácil porque no tienen que andar buscando como alcanzar frutos altos, sino que al contrario tenemos que agacharnos para alcanzar los frutos”, dice.

María Eufemia comenta que hay una parte de su parcela que la va trasformando desde cero. Al principio no había ni un matorral y ahora es un área de cacao injertado con distintos clones.

Fabrica su propio abono orgánico

Esta innovadora productora realiza un mantenimiento ejemplar de su cacao. Tiene la sombra regulada con todos los árboles, le da un manejo permanente en términos de limpieza, poda y fertilización orgánicos de manera foliar y edáfico.

Destacó con orgullo que ella no utiliza químicos. Ella elabora su propio abono orgánico, usa los subproductos que quedan del cacao y los reutiliza para la elaboración del abono.

Narra que cuando abre la mazorca de cacao y extrae la semilla acumula toda las cascaras, a la cual les da un manejo aplicándoles cal y ceniza y las va removiendo. Esas cascaras le sirven como un insumo básico para elaborar el compost. Al compost le aplica la cáscara de cacao, tierra, estiércol de vaca, gallinaza, cascarilla de arroz y otros insumos, en dependencia del tipo de abono que va a producir y de los insumos que tenga disponible. Utiliza además todas las matas de plátano que van cortando. Eso lo pica y lo aplica a la fórmula.

Aplica alrededor de cuatro libras de esa mezcla a cada planta de cacao cada 4 o 5 meses, contribuyendo con una fertilización del suelo que el cacao la aprovecha.

Además, elabora biofertilizante al que le aplica los microrganismos de montaña activados, que los mezcla con estiércol de vaca fresco, leche o suero de vaca, y aplica los microelementos que necesita el suelo y planta. Ella prepara una fórmula y lo aplica 4 veces al año de forma foliar y edáfica, lo que le ha garantizado que la productividad se eleve, reitera María Eufemia.

Narra que ahora va a innovar y experimentar a recoger la baba del cacao cuando está fermentando para utilizarlo como herbicida. “Una vez que la baba de cacao tiene un proceso mata cualquier hierba, y así mitigar el problema de la mano de obra para la limpieza de la maleza a machete”, indica.

Tininiska Chocolate Artesanal

María Eufemia además da valor agregado a su cacao. Tininiska Chocolate Artesanal, es un emprendimiento familiar que nace en su finca, liderado por María como productora de cacao fino y se extiende por el país con la comercialización de cacao en diferentes presentaciones y chocolate artesanal.

Elabora chocolate artesanal en diferentes sabores: con miel de abejas, ron, con coco y otras frutas de la zona, cacao en polvo y variedades de subproductos de cacao. María Eufemia procesa el cacao en la finca y su hija termina de elaborar los chocolates en Managua.

Aunque tienen un producto que está siendo solicitado en mercados nichos en Estados Unidos, por falta de recursos y de equipos más grandes que le permitan aumentar la producción de pasta de cacao, no ha podido responder a esa demanda. Tiene un equipo pequeño que no le permite procesar mucho, dice.

En febrero del 2020 Tininiska Chocolate Artesanal ganó el primer lugar en emprendimientos a base de cacao en el certamen nacional Emprende Cacao organizado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Tininiska deja un reto. Luego de conocer la experiencia de esta emprendedora e innovadora productora miembro de Cacao Nica es tiempo de ponerse al día e implementar los SAF cacao y aprovechar sus ventajas en términos económicos, ambientales y productivos.

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s