Innovación impulsa renovables en Argentina

arventielENERGIA LIMPIA XXI. Durante la  presentaciones de la segunda y última jornada de ‘Viento & Energía 2016’, Juan Pedro Agüero, investigador de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE), ponderó a la educación como una variable fundamental para colaborar con el crecimiento de las fuentes energéticas renovables en el medio local. “En ese sentido, en la AAEE tenemos un taller de cómics orientado al nivel primario, otro de fabricación de aerogeneradores de baja potencia destinado al público en general y una Diplomatura en Generación Eoloeléctrica que se dicta en la Universidad de Flores”, detalló.
De todos modos, advirtió, aún falta mucho desarrollo de mano de obra calificada a nivel nacional. “Desde el Instituto Técnico de Energía Renovable Argentina y Asistencia Social (ITERAAS), asentado en Córdoba, procuraremos generar los nuevos perfiles de trabajo para el sector”, aseguró.

A decir de Ariel González, profesor de Energías Renovables en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y responsable del ITERAAS, el objetivo es desarrollar la educación del siglo XXI a partir de los nuevos paradigmas que brindan los saltos tecnológicos de todas las industrias. “La energía, por supuesto, no está exenta de esta tendencia”, apuntó.
La intención, añadió, es ayudar al país a obtener mano de obra calificada para generar una renovada matriz de pensamiento energético. “Los saltos tecnológicos generan nuevos oficios y nueva mano de obra. Ningún sistema educativo tiene esto previsto. Por eso queremos adelantarnos seis meses o un año y así garantizar la salida laboral de los técnicos, montadores, instaladores, mecánicos, y herreros y carpinteros industriales, entre otros especialistas a los que formaremos”, destacó.
Según sus palabras, la nueva Revolución Industrial -que ya está llegando- generará 8.000 emprendimientos industriales. “La educación debe anticiparse a esa demanda de valor agregado”, recalcó.

Acto seguido disertó la diputada nacional María Soledad Carrizo, quien promueve la elaboración de un censo de mano de obra calificada en energías renovables. “A tono con la diversificación de la matriz energética nacional, es clave contar con un registro especial para los profesionales capacitados en este sector. Queremos brindarle al Estado una herramienta de planificación estratégica para adelantarnos a las demandas laborales del futuro”, explicó.
La mano de obra capacitada, comentó, constituye una gran preocupación para el empresariado de todo el país. “El Ministerio de Educación ya ha alertado sobre el desafío de conformar perfiles distintos a los que se vienen desarrollando. En efecto, nos falta mucho por hacer en favor de los recursos humanos calificados. Agruparlos y reconocerlos será un buen punto de partida. No tengo dudas de que, trabajando articuladamente con el ITERAAS, podremos avanzar significativamente en esa dirección”, aseveró.

A la hora de hablar de capacitar profesionales y estimular la innovación, la Argentina haría bien en mirar hacia Escandinavia. Así quedó claro durante la presentación del danés Morten Victor Petersen, miembro de la Asociación Mundial de la Energía Eólica (WWEA, por sus siglas en inglés).
Según indicó, el 27% de la energía de Dinamarca proviene de fuentes renovables. “Nuestra industria eólica le proporciona trabajo a 70.000 personas. Nos hemos independizado hace tiempo de los combustibles fósiles. Pero como las producciones eólica y solar fluctúan mucho, la demanda no se corresponde con la oferta”, reconoció.
Para estabilizar la red y aprovechar los excedentes, señaló, fue necesario aguzar el ingenio y recurrir a un sistema de almacenamiento. “Allí entró en juego el biogás, que hoy constituye un negocio en apogeo en mi país. A diferencia de la generación solar y de la eólica, el biogás no precisa un sistema de almacenamiento”, comparó.
De cualquier forma, comentó, se necesitan diferentes fuentes de energía para disponer de un suministro seguro. “A partir de nuestro sistema híbrido de biogás, las áreas rurales se autoabastecen con 27.000 toneladas (Tn) de desechos animales y vegetales, volumen suficiente para cubrir las necesidades energéticas de 5.000 personas. Esta energía es mucho más barata, no tiene olor y tampoco emite CO2”, subrayó.
Hay tres clases de soluciones de almacenamiento: a pequeña, mediana y gran escala. La última, afirmó, podría ser utilizada en Buenos Aires. “La inversión a realizar es considerable, pero ofrece grandes beneficios. Sudamérica, en general, y la Argentina, en particular, ofrecen un gran potencial de producción de biogás. Sólo en la provincia de Buenos Aires hay más de 17 millones de bovinos y más de 1 millón de porcinos. Esos números hacen posible obtener diariamente 38,4 gigawatts hora (Gwh) de energía y abastecer a más de 4,6 millones de habitantes”, cuantificó.

Finlandia, por su parte, tiene mucho para ofrecer en cuanto a la provisión de soluciones de automatización de soldaduras para construir torres eólicas. “Aunque  nuestros vientos no son óptimos para invertir en el sector eólico, hemos desarrollado todo tipo de tecnologías. Estamos en condiciones de colaborar con la Argentina en la promoción y el desarrollo de esta clase de generación energética”, manifestó Jarmo Phekonen, director regional de la firma Pemamek.
El país escandinavo promueve la eficacia productiva y una mayor calidad en la producción en serie de torres eólicas. “Nuestro sistema reduce un 50% el tiempo de montaje, gracias a innovadores procedimientos de soldado. Además de la soldadura longitudinal, ofrecemos soldadura basculante en forma vertical. También desarrollamos un eficiente sistema de colocación y soldadura de bridas en la misma estación de trabajo”, puntualizó.
La unión de los tramos, acotó, puede hacerse de manera rápida y segura con un solo operario. “Luego de ensamblar y soldar los tramos se hace necesario transportarlos. Para ello diseñamos un modo de transporte hacia adelante y hacia los laterales que nos evita el uso de grúas”, resaltó.
Todas las estaciones de soldadura, sostuvo, pueden operarse desde un solo panel, lo que significa una mejor experiencia para el usuario y menos errores humanos. “El control de calidad es esencial, por lo que también contamos con una herramienta de monitoreo de la producción, brindamos un seguimiento de los trabajos y ofrecemos asistencia remota”, completó.

“Viento&Energia – Expo Argentina 2016” es un espacio de encuentro de los protagonistas mundiales de la industria eólica y todas aquellas empresas nacionales de diferentes rubros que tengan intenciones de formar parte de la cadena de suministro para el desarrollo de la energía eólica en Argentina, la oportunidad ideal para expandir sus fronteras y crecer en el rubro.
Más información vía: http://www.expovientoyenergia.com/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s